El culto a Zeus en nuestros días.

Introducción y aclaración:
No apruebo todo el contenido de la Biblia, ni apruebo todos los libros de la Biblia, estoy convencido de que los paganos, los enemigos de la religión de los judíos fieles, me refiero principalmente a los líderes del Imperio Romano, ellos han adulterado y ocultado el mensaje de Cristo y de sus verdaderos seguidores y han seleccionado en su lugar mentiras y mitos propios y han ocultado los verdaderos mensajes de Dios, han agrupado los mensajes contradictorios en un conjunto de libros llamado la Biblia y también han combinado mensajes falsos y verdaderos en los evangelios apócrifos con el fin de intentar dar credibilidad a algunas mentiras en la Biblia que coinciden con algunas mentiras en los libros apócrifos, mi blog está principalmente en español, pero si traduces y exploras su contenido encontrarás los fragmentos de textos, enseñanzas y libros a los que me refiero.


No te dejes engañar, Jesús no volverá así, además, él y sus santos mensajeros tenían el pelo corto. Hechos 1 tiene mentiras. Los romanos han falsificado gran parte del evangelio, Jesús murió pero no volvió a vivir al tercer día (después de 48 horas). Hebreos 9:27 dice que todos los hombres mueren una sola vez, y luego vuelven a vivir para el juicio. Si Jesús vivió de nuevo hace unos 2000 años, entonces no volverá a vivir como dijo Jesús en Mateo 21: 33-44, que se refiere a la profecía del Salmo 118. En la profecía del Salmo 118, ves a un hombre en una circunstancia que es reprendido por Jehová, ¿por qué Jehová reprendería a Jesús si Jesús ya conoce la verdad?.

Génesis 19 – ¿Cómo eran los ángeles que visitaron a Lot? / 2 Pedro 2:7 Y Jehová libró al justo Lot. – Estimado lector, antes de empezar a leer este artículo te sugiero que escuches lo que tengo que decir en este video pues no quiero ser confundido con los evangelistas de la Biblia, yo no evangelizo la Biblia, yo denuncio las mentiras que he encontrado en la Biblia y rescato la verdad, todo esto en base a razonamientos lógicos, tengo autoridad moral para decirlo, he sido formado en programación de computadoras y además soy un hombre fiel (el que es fiel en lo poco es fiel en lo mucho). Lucas 17:30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. – Jesús no tenía pelo largo, Jesús tenía cabello corto – Cristo usó cabello corto – Jesús no usaba cabello como de mujer. // ¿El cabello de Jesús era largo o corto? // ¿Por qué era corto el cabello de Jesús?.

+

¿Cómo crees que se veía Jesús? – https://ai20.me/wp-content/uploads/2019/08/Logica-en-la-apariencia-fisica-de-Cristo-y-de-sus-santos-angeles.docx  – https://ai20.me/wp-content/uploads/2020/12/La-punta-de-mi-espada.docx

(Jesús: su nombre pre-romano fue Josué, el judío fiel, aquí uso Jesús por un tema de etiquetas y objetivo de tener más visitas, más son los que buscan del tema con «Jesús» que con «Josué»)?:

¿Así?:

¿O así?

Daniel 10:20 El me dijo: ¿Sabes por qué he venido a ti?, vine para mostrarte al enemigo!. Ya que si Abel hubiese sido informado de las intenciones de Cain, Cain hubiese fracasado y Abel no hubiese muerto asesinado por Caín!

Daniel, ya hemos vencido a todos esos malvados, están cayendo!

 

calculos matematicos. XLSX

cuantoamotuley

la descendencia de Abraham

https://ai20.me/2019/08/20/el-final-de-los-sacrificios-humanos-a-los-dioses-rebeldes-los-titanes-seran-liberados-es-el-fin-de-zeus-y-sus-dioses-del-olimpo/

lacruzylarevelaciC3B3n

 

EL CULTO A ZEÚS

Juan 17:17 jehová santifícalos a ellos con tu palabra tu palabra es la verdad.
(Isaías 42:1-3) – Conocer la verdad santifica a los justos, ellos cada día se hacen mas y mas conocedores de la verdad (Apocalipsis 22:11).

El pueblo de jehová fue santificado con el conocimiento de la verdad, (si (Salmos 22)  entonces  Salmos 110, si ( Daniel 9:25-26) entonces (Daniel 12:1-3) – ese es el algoritmo!, y ya se dieron las condiciones por lo tanto la consecuencia también se esta dando! : Daniel 2:44!)
pues los verdaderos santos conocieron la verdad y fueron asesinados
por difundirla, por no adorar a los paganos ni a sus ídolos, ni
seguir sus paganas costumbres, ni consumir sus inmundos alimentos.
(ellos no adoraron a la bestia, ni a su imagen, si recibieron la marca de pertenencia en su frente ni en sus manos, pues sus pensamientos y sus actos fueron totalmente distintos, los santos no practicaban ni la pedofilia, ni ninguna otra clase de sacrificios de niños,
ni tampoco relaciones sexuales abominables para jehová, (leer Levítico 18 y Génesis 34) como lo son: violaciones sexuales, las relaciones sexuales de hombres con hombres,  hombres con animales, mujeres con mujeres, mujeres con animales, actos que los pueblos paganos, como el imperio griego y el romano,  si practicaban, por eso los justos fueron asesinados y por eso su mensaje fue en gran parte falsificado, pues al combinar parte del evangelio con las religiones paganas, la unificación resulto en una nueva religión pagana,
el culto a Zeús, llamado falsamente el mesías, llamado falsamente «Jesús», llamado falsamente «Jesucristo», (como dice el vulgo en Perú: «es la misma chola con diferente calzón!»)
solo como una careta para continuar con la misma religión del imperio romano, solo que con nuevos nombres para prácticamente los mismos personajes, con prácticamente los mismos ritos idolatras
paganos, y por tanto con los mismos sacrificios de seres humanos, lo hacen de forma oculta, pero lo hacen, lo que ha salido a la luz en la prensa, es decir los asesinatos y actos de pedofilia descubiertos son solo la punta del iceberg, la existencia de la tecnología como la Internet permite que las pruebas se puedan recolectar más fácilmente, por eso están cayendo gobiernos políticos corruptos, antes de la invención de las grabadoras, VHS, DVD y luego la Internet, y el software reciente, era mas difícil evidenciar corrupción, sin ir muy lejos en Perú, con los vladivideos se cayó una red de corrupción y desde ese momento han caído uno a uno presidentes corruptos, sus delitos han sido evidenciados gracias a las tecnologías mas recientes, como dije, la Internet permite a los justos juzgar sin necesidad de dar discursos en vivo, esa es la señal del tiempo del fin: la existencia de esta tecnología.

Ellos, los gobernantes romanos, los cuales han sido afines y admiradores de los sabios griegos, por eso ellos han incorporado la sabiduría mundana, es decir sabiduría griega entre los evangelios cristianos para crear así gran parte del contenido de su Biblia!

Ellos, los gobernantes romanos, los cuales han sido afines y admiradores de los sabios griegos,  han incorporado la sabiduría mundana, es decir sabiduría griega entre las palabras que si son de Dios (Jehová), para así crear mucho del contenido Bíblico, los santos conocían ya estas intenciones y por eso dijeron muchas cosas en parábolas, no olvidar que en 2 macabeos 7, se describe que los griegos comían de todo y mataron a los que no aceptaron comer carne de cerdo, no olvidar que el rey de Babilonia obligaba con amenaza de muerte a la gente para que se postre o rinda honor a una estatua – Daniel 3, no olvidar que el profeta Daniel se opuso a comer alimentos impuros (Daniel 1, Deuteronomio 14), pero en la Biblia de los romanos, se dice que no hay alimentos impuros porque lo que contamina el hombre es solo lo que dice, ¿entonces en vano murieron los siete hermanos y su madre al rehusarse a comer carne de cerdo?, eso no tiene sentido! :

Se dice que no debe haber pena de muerte para nadie, sino que: «si te pego en una mejilla deja que te pegue en la otra»!!, lo que los pedófilos han querido lograr con esa falsificación del evangelio es quedar impunes a lo que realmente temen: la pena de muerte, tener los pedófilos amigos de otros pedófilos violadores de niños, un sustento en la Biblia para protegerse de la pena de muerte, pero en mi lucha contra esa mafia de gente despreciable yo destruyo su defensa, su pretexto, su arma de manipulación.:

Ellos quieren continuar cometiendo sus estafas como falsos profetas y sus violaciones de niños, todo esto ante la pasividad y complicidad de los idólatras gobernantes de turno de cada país en donde se adoran a los ídolos de las religiones paganas!

En el Perú por ejemplo hay debates políticos en plena campaña por las elecciones presidenciales, ¿Qué candidato presidencial en mi país o en tu país ha propuesto acabar con esta quiste cancerígena enquistada como prostituta en todos los gobiernos del mundo: me refiero la falsa religión?.
Ninguno, porque estos solo dan discursos populistas y no quieren chocar con las creencias de la mayoría porque solo buscan los votos de las mayorías, no su salida de la ignorancia o de la explotación psicológica que implica creer en falsas religiones, pero yo no busco aplausos de la mayoría, sino que los elegidos conozcan la verdad que a mi me hizo libre.
Los elegidos de Jehová son los justos, pero los farsantes dicen que lo es cualquiera que se una a su religión idolatra.

Si amas a tus hijos, como yo amo al mío, si amas a los inocentes y si realmente odias a los pedófilos, su gusto por los niños desnudos se pone en evidencia por medio de las esculturas que ellos adoran y besan – gracias a Jehová, yo fui protegido de estos monstruos durante mi infancia, me enteré de sus actos por la Internet, pero esos monstruos me enseñaron, como a millones de personas, a practicar la idolatría:

A comportarme como un estúpido:

Eso es algo que yo no perdonaré jamás!

Hay que destruir su escudo (su Biblia), destruyamos sus argumentos en la Biblia, así los destruimos a ellos, es lo que hago es mi trabajo, en este «OVNI» que emite luces (la verdad) como un relámpago esta mi guerra contra ellos, crea tu también tu propio OVNI, pero si no luchas contra ellos, aún sabiendo su maldad, tu indiferencia te hace cómplice, si no eres parte de la solución eres parte del problema.

2 Macabeos 2:7 Sucedió también que siete hermanos con su madre fueron detenidos. El rey quería obligarlos, azotándolos con látigos y nervios de buey, a comer carne de cerdo, prohibida por la ley. 2 Uno de ellos, en nombre de todos, habló así: «¿Qué quieres saber al interrogarnos? Estamos dispuestos a morir, antes que faltar a las leyes de nuestros antepasados.» 3 Enfurecido, el rey mandó poner al fuego grandes sartenes y calderas. 4 Cuando estuvieron calientes, ordenó que al que había hablado en nombre de todos le cortaran la lengua, y que le arrancaran el cuero cabelludo y le cortaran los pies y las manos, en presencia de su madre y de los demás hermanos. 5 Cuando ya estaba completamente mutilado, el rey mandó acercarlo al fuego y, todavía con vida, echarlo a la sartén. Mientras el humo de la sartén se esparcía por todas partes, los otros hermanos se animaban entre sí, y con su madre, a morir valientemente. Decían: 6 «Dios el Señor está mirando, y en verdad tiene compasión de nosotros. Eso fue lo que Moisés dijo en su canto, cuando echó en cara al pueblo su infidelidad: “El Señor se compadecerá de sus siervos.”» 7 Así murió el primero.

Entonces llevaron al segundo al suplicio, y después de arrancarle el cuero cabelludo, le preguntaron:
—¿Quieres comer, para que no te corten el cuerpo en pedazos?
8 Él, respondiendo en su lengua materna, dijo:
—¡No!
Así que fue sometido igualmente al tormento. 9 Pero él, exhalando el último suspiro, dijo:
—Tú, criminal, nos quitas la vida presente. Pero el Rey del mundo nos resucitará a una vida eterna a nosotros que morimos por sus leyes.
10 En seguida torturaron al tercero. Éste, cuando se lo pidieron, sacó inmediatamente la lengua, extendió sin miedo las manos, 11 y dijo valientemente: «De Dios recibí estos miembros, pero por sus leyes los desprecio, y de él espero recobrarlos.» 12 Hasta el rey y los que estaban con él quedaron impresionados con el ánimo del joven, que de tal modo despreciaba los tormentos.
13 Muerto éste, también el cuarto fue sometido a la tortura. 14 Y cuando estaba para morir, dijo: «Acepto morir a manos de los hombres, esperando las promesas hechas por Dios de que él nos resucitará. Para ti, en cambio, no habrá resurrección a la vida.»
15 En seguida trajeron al quinto y lo torturaron. 16 Él, mirando al rey, dijo: «Aunque eres mortal, tienes poder sobre los hombres y haces lo que quieres. Pero no pienses que Dios ha abandonado a nuestro pueblo. 17 Aguarda un poco y verás cómo él, con su gran poder, te atormentará a ti y a tus descendientes.»
18 Después trajeron al sexto, quien, estando para morir, dijo: «No te hagas ilusiones; por nuestra culpa sufrimos esto, porque hemos pecado contra nuestro Dios; por eso nos han sucedido cosas terribles. 19 Pero tú, que te has atrevido a luchar contra Dios, no pienses que quedarás sin castigo.»
20 Pero mucho más admirable aún y digna de glorioso recuerdo fue la madre, quien, viendo morir a sus siete hijos en un solo día, lo sobrellevó todo con fortaleza de alma, sostenida por la esperanza en el Señor. 21 Animaba a cada uno hablándole en su idioma materno y llena de nobles sentimientos, y uniendo un ardor varonil a sus reflexiones maternales, les decía: 22 «No sé cómo aparecieron ustedes en mis entrañas; no fui yo quien les dio la vida y el aliento, ni quien organizó su cuerpo. 23 Es el creador del mundo, que hizo todas las cosas, quien forma al hombre desde el primer momento. Él, en su misericordia, les devolverá la vida y el aliento, pues ustedes, por las leyes de Dios, no piensan en ustedes mismos.»
24 Antíoco creyó que ella se burlaba de él y sospechó que lo estaba insultando. Como el más joven estaba aún con vida, el rey no sólo trataba de convencerlo, sino que con juramento se comprometió a hacerlo rico y dichoso, y a contarlo entre sus amigos y confiarle altos cargos, si se apartaba de las leyes de sus antepasados. 25 Pero el joven no hizo caso. Entonces el rey mandó a la madre que aconsejara al joven que salvara su vida. 26 Tanto le insistieron, que ella al fin consintió en hablar a su hijo. 27 Se inclinó hacia él y, burlándose del cruel tirano, dijo al hijo en su lengua materna: «Hijo, ten piedad de mí, que te llevé nueve meses en mi seno, que te di el pecho durante tres años, y que te he criado y educado hasta la edad que ahora tienes. 28 Te ruego, hijo, que mires al cielo y a la tierra, que veas todo lo que hay en ellos y entiendas que de la nada Dios lo hizo todo; y que de la misma manera creó el género humano. 29 No temas a este verdugo; muéstrate digno de tus hermanos y acepta la muerte, para que por la misericordia de Dios yo te recobre junto con ellos.»
30 Todavía estaba ella hablando, cuando el joven dijo: «¿Qué esperan ustedes? No obedezco las órdenes del rey; obedezco los mandamientos de la ley que Dios dio a nuestros antepasados por medio de Moisés. 31 Y tú, rey, autor de todos los males que afligen a los judíos, no escaparás de las manos de Dios. 32 Nosotros sufrimos por nuestros propios pecados. 33 Si para castigarnos y corregirnos el Señor de la vida se ha enojado momentáneamente con nosotros, nuevamente habrá de reconciliarse con sus siervos. 34 Tú, impío, el más criminal de todos los hombres, no te enorgullezcas sin razón ni te llenes de vanas esperanzas para levantar tu mano contra los siervos de Dios. 35 Aún no has escapado del juicio del Señor todopoderoso, que todo lo ve. 36 Nuestros hermanos, después de soportar un sufrimiento pasajero, gozan ya de la vida eterna que Dios ha prometido; tú, en cambio, recibirás de Dios el castigo que mereces por tu orgullo. 37 Yo, lo mismo que mis hermanos, entrego mi cuerpo y mi vida por las leyes de nuestros antepasados, y suplico a Dios que tenga pronto compasión de su pueblo, y que con calamidades y castigos te obligue a ti a confesar que él es el único Dios. 38 ¡Que en mí y en mis hermanos se detenga la ira del Todopoderoso, justamente desatada contra nuestro pueblo!»
39 Enfurecido el rey, y no pudiendo soportar la burla, torturó con mayor crueldad a éste que a los otros. 40 Así murió el muchacho, sin haber comido cosa impura y con una gran confianza en el Señor. 41 Finalmente, después de sus hijos, murió también la madre.
42 Con esto terminamos nuestro relato sobre la comida de alimentos impuros y las extraordinarias crueldades que se cometieron.

 

Daniel 1:1  En el año tercero del reinado de Joacim rey de Judá, vino Nabucodonosor rey de Babilonia a Jerusalén, y la sitió.

2 Y el Señor entregó en sus manos a Joacim rey de Judá, y parte de los utensilios de la casa de Dios; y los trajo a tierra de Sinar, a la casa de su dios, y colocó los utensilios en la casa del tesoro de su dios.

3 Y dijo el rey a Aspenaz, jefe de sus eunucos, que trajese de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes,

4 muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos.

5 Y les señaló el rey ración para cada día, de la provisión de la comida del rey, y del vino que él bebía; y que los criase tres años, para que al fin de ellos se presentasen delante del rey.

6 Entre éstos estaban Daniel, Ananías, Misael y Azarías, de los hijos de Judá.

7 A éstos el jefe de los eunucos puso nombres: puso a Daniel, Beltsasar; a Ananías, Sadrac; a Misael, Mesac; y a Azarías, Abed-nego.

8 Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.

9 Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos;

10 y dijo el jefe de los eunucos a Daniel: Temo a mi señor el rey, que señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él vea vuestros rostros más pálidos que los de los muchachos que son semejantes a vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza.

11 Entonces dijo Daniel a Melsar, que estaba puesto por el jefe de los eunucos sobre Daniel, Ananías, Misael y Azarías:

12 Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber.

13 Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey, y haz después con tus siervos según veas.

14 Consintió, pues, con ellos en esto, y probó con ellos diez días.

15 Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey.

16 Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino que habían de beber, y les daba legumbres.

17 A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños.

18 Pasados, pues, los días al fin de los cuales había dicho el rey que los trajesen, el jefe de los eunucos los trajo delante de Nabucodonosor.

19 Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados entre todos ellos otros como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del rey.

20 En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino.

21 Y continuó Daniel hasta el año primero del rey Ciro.

Daniel 3:1  El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro cuya altura era de sesenta codos, y su anchura de seis codos; la levantó en el campo de Dura, en la provincia de Babilonia.

2 Y envió el rey Nabucodonosor a que se reuniesen los sátrapas, los magistrados y capitanes, oidores, tesoreros, consejeros, jueces, y todos los gobernadores de las provincias, para que viniesen a la dedicación de la estatua que el rey Nabucodonosor había levantado.

3 Fueron, pues, reunidos los sátrapas, magistrados, capitanes, oidores, tesoreros, consejeros, jueces, y todos los gobernadores de las provincias, a la dedicación de la estatua que el rey Nabucodonosor había levantado; y estaban en pie delante de la estatua que había levantado el rey Nabucodonosor.

4 Y el pregonero anunciaba en alta voz: Mándase a vosotros, oh pueblos, naciones y lenguas,

5 que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado;

6 y cualquiera que no se postre y adore, inmediatamente será echado dentro de un horno de fuego ardiendo.

7 Por lo cual, al oír todos los pueblos el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, todos los pueblos, naciones y lenguas se postraron y adoraron la estatua de oro que el rey Nabucodonosor había levantado.

8 Por esto en aquel tiempo algunos varones caldeos vinieron y acusaron maliciosamente a los judíos.

9 Hablaron y dijeron al rey Nabucodonosor: Rey, para siempre vive.

10 Tú, oh rey, has dado una ley que todo hombre, al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, se postre y adore la estatua de oro;

11 y el que no se postre y adore, sea echado dentro de un horno de fuego ardiendo.

12 Hay unos varones judíos, los cuales pusiste sobre los negocios de la provincia de Babilonia: Sadrac, Mesac y Abed-nego; estos varones, oh rey, no te han respetado; no adoran tus dioses, ni adoran la estatua de oro que has levantado.

13 Entonces Nabucodonosor dijo con ira y con enojo que trajesen a Sadrac, Mesac y Abed-nego. Al instante fueron traídos estos varones delante del rey.

14 Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado?

15 Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos?

16 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto.

17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.

18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.

19 Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado.

20 Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo.

21 Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo.

22 Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego.

23 Y estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo.

24 Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey.

25 Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.

26 Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego.

27 Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían.

28 Entonces Nabucodonosor dijo: Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro dios que su Dios.

29 Por lo tanto, decreto que todo pueblo, nación o lengua que dijere blasfemia contra el Dios de Sadrac, Mesac y Abed-nego, sea descuartizado, y su casa convertida en muladar; por cuanto no hay dios que pueda librar como éste.

30 Entonces el rey engrandeció a Sadrac, Mesac y Abed-nego en la provincia de Babilonia.

arriba lo han leído,

tienes la verdad, el verdadero pueblo de dios,
los auténticos cristianos,
se negaron a dar honor o culto a esculturas,
se negaron a consumir alimentos prohibidos por su ley,
se negaron a adorar a ninguna criatura como a su salvador.

https://ai20.me/2019/08/07/cual-es-la-diferencia-entre-trabajar-con-por-las-puras-y-trabajar-por-las-huevas/

Deuteronomio 5:6 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
7 No tendrás dioses ajenos delante de mí.
8 No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
9 No te inclinarás a ellas ni las servirás;

Deuteronomio 14:3 Nada abominable comerás.

4 Estos son los animales que podréis comer: el buey, la oveja, la cabra,

5 el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montés, el íbice, el antílope y el carnero montés.

6 Y todo animal de pezuñas, que tiene hendidura de dos uñas, y que rumiare entre los animales, ese podréis comer.

7 Pero estos no comeréis, entre los que rumian o entre los que tienen pezuña hendida: camello, liebre y conejo; porque rumian, mas no tienen pezuña hendida, serán inmundos;

8 ni cerdo, porque tiene pezuña hendida, mas no rumia; os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos.

9 De todo lo que está en el agua, de estos podréis comer: todo lo que tiene aleta y escama.

10 Mas todo lo que no tiene aleta y escama, no comeréis; inmundo será.

11 Toda ave limpia podréis comer.

12 Y estas son de las que no podréis comer: el águila, el quebrantahuesos, el azor,

13 el gallinazo, el milano según su especie,

14 todo cuervo según su especie,

15 el avestruz, la lechuza, la gaviota y el gavilán según sus especies,

16 el búho, el ibis, el calamón,

17 el pelícano, el buitre, el somormujo,

18 la cigüeña, la garza según su especie, la abubilla y el murciélago.

19 Todo insecto alado será inmundo; no se comerá.

20 Toda ave limpia podréis comer.

21 Ninguna cosa mortecina comeréis; al extranjero que está en tus poblaciones la darás, y él podrá comerla; o véndela a un extranjero, porque tú eres pueblo santo a Jehová tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

la bestia obliga a comer carne de cerdo, bajo
amenaza de muerte,
le bestia obliga a adorar imágenes,
bajo amenaza de muerte,

hoy la bestia habla mal de los que no adoran sus estatuas
la bestia los llama con gran ironía : «herejes», «amigos del Diablo»,

 

la bestia quisiera matar a los elegidos nuevamente, pero esta vez no podrá hacerlo porque sus veraces acusadores enemigos tienen la vida eterna.


https://ai20.me/2019/08/01/el-camino-hacia-las-moradas-eternas/

145 comentarios sobre “El culto a Zeus en nuestros días.