Bienvenidos o no, según sea el caso, a mi nave espacial.

Este es el motor natural de mi nave, «mi nave alienígena» funciona con la energía de todos los pensamientos humanos (Proverbios 10:24), porque en la humanidad hay justos e injustos, los temores de unos se hacen realidad y los deseos de los otros también, por eso los que desearon encontrarme me encontraron y los que … Sigue leyendo Bienvenidos o no, según sea el caso, a mi nave espacial.