San Miguel arcángel detesta que lo adoren, que le rueguen protección, que le canten canciones, que lo acosen. Miguel esta harto de que Satanás usurpe su nombre. La explicación del mandamiento de no adorar a otros dioses. Éxodo 20:3 No le rogarás a las criaturas por protección

Yo, José Galindo, yo soy humilde:

El justo tiene mas enemigos que amigos:

Salmos 69:4 ¡Tengo más enemigos
que pelos en la cabeza!, muchos me odian sin motivo,

Como sucedió con los profetas de Jehová, yo también he sido calumniado y se me ha secuestrado con el pretexto de esas calumnias, han disfrazado su motivaciones religiosa de otra cosa, lo que intentaron hacer en Diciembre de 2018 pese a mi lucidez mental que me permite tener autonomía, es una evidencia de que las motivaciones de esas personas que me han hostigado no han sido en ningún momento la supuesta necesidad mía de recibir tratamiento para reinsertarme a la sociedad, con un trabajo, una vida normal, etc. , sino todo lo contrario, su propósito fue de aislarme, de silenciarme, de destruirme, casi lo logran, como lo he dicho ya en esta publicación, ellos con sus pastillas para enfermos mentales que obligaron a tomar bajo amenazas, por poco logran suicidarme en 2001, mi amor por los inocentes salvó mi vida, Jehová mandó a un niño de unos 4 años con su madre a pasar por aquel puente en Miraflores para que yo medite en no traumar al niño al ver el mi sangre, por poco me destruyen aquellos perros intolerantes: El que ame a los inocentes será salvo – El que ame a los culpables se perderá – Mateo 24:12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.  !! https://ai20.me/wp-content/uploads/2020/01/evidencia-adicional-del-hostigamiento-calumnia-y-cautiverio-contra-jose-carlos-galindo-hinostroza.mp4https://ai20.me/wp-content/uploads/2020/06/la-prueba-del-hostigamiento-y-de-la-calumnia.mp4https://ai20.me/wp-content/uploads/2019/10/evidencia-de-dos-testigos-que-acreditan-lo-que-denuncio.mp3

x

El arcángel San Miguel detesta que lo adoren, que le rueguen protección, que le canten canciones, que lo acosen.

En cierto canal de Youtube, una forista escribió esto:

Una plegaria dirigida a una criatura: «San Miguel arcángel defiéndenos del maligno …»

Aquella criatura de cabello como mujer es un demonio, un ángel rebelde a Jehová, al que adoran los paganos, y al que le pusieron un nombre que no le corresponde, le pusieron de nombre Miguel. Ten en cuenta que el significado del nombre Miguel rechaza la idolatría, porque ese nombre significa, ¿Quién puede compararse con Jehová?, lo cual denota humildad, lo cual denota que esta criatura detesta ser adorada, detesta que le rueguen protección o milagros, lo considera como un acoso, esta criatura tampoco le ruega a las criaturas, sino solo a Jehová, porque el sabe que como Jehová no hay nadie mejor.

En el colmo de los colmos el orgulloso engañador, el que engaña a los estúpidos e ignorantes, ha acusado a Miguel de ser un soberbio varón (de ser Satanás), por el solo hecho no adorar a la bestia (el hombre animal), a Satanás y a las cosas creadas, como imágenes, estatuas de madera, etc.

2 Corintios 11:14 Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz.

(Satanás se disfraza de justo con el nombre de un mensajero leal a la justicia, pero con ese uniforme romano y esa cabellera femenina, Satanás se manifiesta como rebelde a la ley de Yahvé en Deuteronomio 22:5, no puedes negar la verdad, Jehová quiso que por un tiempo me haga católico para espiar tus costumbres, «Usurpador, tú confiaste en mi porque «llevé el uniforme romano», pero yo era, soy y seré distinto a ti, soy celeste y tu rosado»)

 

Éxodo 20:3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. (No le rogarás a las criaturas por protección).
Como lo dije antes, es obvio que al autor del libro del Apocalipsis ya conocía el mandado, y es obvio que Juan no iba en ninguna manera a adorar al ángel, el escribió aquella parábola solo para confirmar lo que he escrito, aunque debo decir que el libro del Apocalipsis no ha quedado excepto de manipulaciones por parte de los romanos.
Apocalipsis 19;10 Yo me postré los pies del ángel para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas;
yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús.
Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.