Salmos 3:6 No temeré a diez millares de gente, que pusieren sitio contra mí. «Estamos preparados», «¿De veras lo están?».

VIERNES, 23 DE ABRIL DE 2021

«Estamos preparados», «¿De veras lo están?».

Jehová Dios le ha dado poder a las palabras. – «Como ya lo he dicho yo no doy crédito a todo el contenido de la Biblia, ni considero inválido todo el contenido de los evangelios apócrifos, libros apócrifos y profecías apócrifas, sin embargo es un placer para mi concatenar los textos que armonizan y descartar delante de ustedes la basura que colocó el imperio romano entre las palabras fieles después de asesinar a Cristo y a sus fieles testigos.»

 «Estamos preparados!»

«¿Hablan en serio?, nosotros estamos preparados»,

Apocalipsis 19:19 Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.

Salmos 3:6 No temeré a diez millares de gente,

Que pusieren sitio contra mí.

7 Levántate, Jehová; sálvame, Dios mío;

Porque tú heriste a todos mis enemigos en la mejilla;

Los dientes de los perversos quebrantaste.

8 La salvación es de Jehová;

Sobre tu pueblo sea tu bendición. 

«¿Están preparados?, ¿hablan en serio?»

https://ai20.me/2021/04/22/salmos-11937-jehova-aparta-mis-ojos-de-mirar-la-vanidad-y-vivificame-en-tus-caminos/

Salmos 18:20 Jehová me ha premiado conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado.
30 En cuanto a Dios, perfecto es su camino,
Y acrisolada la palabra de Jehová;
Escudo es a todos los que en él esperan.
31 Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová?
¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?
32 Dios es el que me ciñe de poder,
Y quien hace perfecto mi camino;
33 Quien hace mis pies como de ciervas,
Y me hace estar firme sobre mis alturas;
35 Me diste asimismo el escudo de tu salvación;
Tu diestra me sustentó,
Y tu benignidad me ha engrandecido.
36 Ensanchaste mis pasos debajo de mí,
Y mis pies no han resbalado.
37 Perseguí a mis enemigos, y los alcancé,
Y no volví hasta acabarlos.
38 Los herí de modo que no se levantasen;
Cayeron debajo de mis pies.
42 Y los molí como polvo delante del viento;
Los eché fuera como lodo de las calles.
43 Me has librado de las contiendas del pueblo;
Me has hecho cabeza de las naciones;
Pueblo que yo no conocía me sirvió.
44 Al oír de mí me obedecieron;
Los hijos de extraños se sometieron a mí.
45 Los extraños se debilitaron
Y salieron temblando de sus encierros.
46 Viva Jehová, y bendita sea mi roca,
Y enaltecido sea el Dios de mi salvación;
47 El Dios que venga mis agravios,
Y somete pueblos debajo de mí;

vs.