¿Cuál es el significado del consejo “no echar perlas a los cerdos”? – Mateo 7:6

¿Cuál es el significado del consejo “no echar perlas a los cerdos”? – Mateo 7:6

Los orates que leyeron toda o casi toda la Biblia y a pesar de ello no la objetan sino que dicen «La Biblia es la verdad y es la palabra de Dios» no te podrán decir lo que yo te digo porque ellos no tienen un espíritu justo.

Cuando una conversación es entre personas y se menciona a los animales, se entiende que los animales como los perros y los cerdos no son racionales como las personas, sino que son animales irracionales.

El Cristo aconsejaba a sus fieles oyentes de no hablar de las cosas sagradas al público diferente a ellos, público diferente en ideales, publico diferente en metas, público diferente en propósitos, eso significa categóricamente que Jesús no miraba a todo el mundo o a todas las personas sin excepción, como a su prójimo.

Las personas pueden reconocer, por ejemplo, que una perla es un metal precioso, que se ve bien, muy al margen de si le gusta o no coleccionar metales preciosos, pero el cerdo no mira las perlas con los mismos ojos que las personas, para el cerdo la perla es como una piedra o un pedazo de madera.

Si Cristo era justo entonces el hablaba de la justicia, ¿acaso a todas las personas les interesa la justicia?.

El proverbio a continuación indica claramente que no a todas las personas les interesa la justicia:

Proverbios 29:27 Los justos aborrecen a los malvados, y los malvados aborrecen a los justos.

El justo Cristo fue estimado por los justos, el no fue estimado por los malvados, por lo tanto Jesús dio el mencionado consejo a los justos: «No le hablen de las cosas relacionadas al juicio de Dios, o la justicia de Dios, o de la justicia a los injustos, no hables de fidelidad a los infieles, no hables de sinceridad a los hipócritas», y así por el estilo.

Mira, casualidad o no, lo que he escrito encaja bien con esto:

Eclesiástico 37:10 No pidas consejo a tus enemigos,
ni cuentes tus planes secretos a quienes te envidian.
11 No pidas a una mujer consejo sobre su rival;
ni al que busca botín, sobre la guerra;
ni a un comerciante, sobre negocios;
ni a un comprador, sobre la venta;
ni a un malvado, sobre la generosidad;
ni a un cruel, sobre la bondad;
ni al ocioso, sobre el trabajo;
ni al guardián de un campo, sobre la cosecha.
12 Pide consejo a uno que respete siempre a Dios,
que tú sepas que cumple los mandamientos
y tiene sentimientos iguales a los tuyos,
de manera que, si tropiezas, sufrirá contigo.
13 Atiende también a lo que te aconseja tu propio juicio,
pues nadie es para ti más digno de confianza que él.
14 El propio juicio le advierte al hombre más cosas
que siete centinelas en una atalaya.
15 Y, además de todo esto, pídele a Dios
que te mantenga en el camino de la verdad.

Y esto también encaja bien con este proverbio:

Proverbios 9:8 No reprendas al insolente, no sea que acabe por odiarte; reprende al sabio, y te amará.

Por eso tengo autoridad moral para agregar:

Al sacerdote que eligió el celibato para si mismo, tú no le hables del matrimonio sagrado entre un hombre y una mujer, pues para él eso no es la felicidad, el no es tu semejante!.

Si hasta aquí has soportado leer esto sin ladrar como perro calumnias contra mi (sin crujir tus dientes), entonces te será fácil aceptar este mensaje:

Los cerdos y los perros asesinaron a Cristo y a sus discípulos, ¿y luego que hicieron?, pues ellos embarraron de lodo el evangelio para que sea aceptado por muchos cerdos y perros, en este blog yo destruyo muchos mitos en mentiras de la Biblia, aunque los cerdos y los perros no valoren mi esfuerzo, este esfuerzo lo hago a favor de mi mismo y de mis semejantes, yo no empatizo con cerdos ni perros, por eso su dolor me tiene sin preocupación.

+ https://videos.files.wordpress.com/ZjS6XADs/la-guerra-contra-la-bestia-apocalipsis-19-19-20_mp4_hd.mp4

El dolor de los animales es asunto de animales, cuando el cazador o el pescador tiene que cazar para poder comer el no piensa en el dolor de su presa sino en saciar el hambre de la tribu humana a la que pertenece.

Si quieres celeste que te cueste, pero si quieres rosado no hagas ni mierda y esa mierda te arrastrará; al igual que Lot yo quiero un mundo celeste, por eso me esfuerzo para llegar al cielo de los cielos,

pero el vecino sodomita de Lot es distinto:

 

El esta conforme con un mundo rosa de la misma forma que el cerdo puede estar muy cómodo en el lodo!.

Gran perla dijiste, Jesús, no esta en la Biblia, pero yo deduzco que era parte de tu mensaje:

«No coman carne de cerdo, es una porquería como lo es la carne de murciélago»

Pero los cerdos se sintieron ofendidos por tus sanas intenciones, y en su Biblia ellos calumniaron contra ti y contra tus discípulos al atribuirles a ustedes la autoría de consejos griegos, costumbres griegas y mitos de religiones idólatras !. Como en la primera abominación desoladora ellos colocaron lo griego como si fuera lo judío!

Si has sabido apreciar este mensaje difúndelo de manera inteligente: los cerdos se irritan mucho delante de palabras sensatas:

No te pido donaciones (no soy como los cerdos quienes so pretexto de servir a Dios piden colaboración monetaria, diezmos, sacramentos engañosos (estos siempre implican pagos), sembrar dinero para cosechar dinero, etc. (siempre hay imbéciles, sino los inteligentes no se podrían distinguir por su inteligencia:

).

https://ai20.me/wp-content/uploads/2021/07/three100nine.xlsx