Los religiosos hipocritas son los defensores de los derechos de otros seres despreciables