NO POR MI PROPIA FUERZA