Sin megafonos sin discursos al aire libre, sin embargo los extremos de la tierra pueden leer la información que facilito aunque yo no este allí